Panamá contará con un mapa cobertura arbórea para los distintos tipos de bosque de la Cuenca del Canal en 2º semestre de 2015

Recientemente se desarrolló un Inventario Multipropósito y Mapa de Cobertura Arbórea para la cuantificación del stock de carbono en la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá
Fuente: Comunicaciones Programa REDD/CCAD-GIZ  |   07 Jun 2015   |   Panamá

La Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ) a través del Programa Regional de Reducción de Emisiones de Deforestación y Degradación en Centroamérica y República Dominicana (REDD/CCAD-GIZ), junto a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), y la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), suscribieron el año 2012 un Acuerdo de Cooperación Técnica destinado a generar experiencias piloto relacionadas con los bosques y el Cambio Climático en la Cuenca del Canal de Panamá.

El objetivo general del acuerdo apunta a mejorar las condiciones marco para ejecutar mecanismos de compensación para la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) provenientes de la tala y degradación de bosques en los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Dentro del marco de las actividades previstas en el citado Acuerdo, se encuentra la cuantificación de las reservas de carbono (stock) en los bosques naturales de la cuenca del Canal de Panamá. Para materializar esto, desde el año 2013 se iniciaron las actividades de campo y análisis de la cartografía disponible (imágenes satelitales de alta resolución), a fin de elaborar un mapa de cobertura arbórea que sirviera de base para estimar y representar geográficamente las reservas de carbono contenidas en los distintos depósitos asociados al área boscosa de la cuenca.

Se prevee contar con un mapa de cobertura arbórea para los distintos tipos de bosque de la Cuenca del Canal para el 2º semestre de 2015.

Por su parte, las actividades de mediciones en campo se iniciaron con una fase de premuestreo, la que consistió en el levantamiento de datos en 22 parcelas distribuidas en los bosques naturales, abarcando los diferentes tipos de bosques naturales (avanzado, joven, intermedio, caducifolio, etc).

Ambos procesos, la elaboración del mapa de cobertura y el inventario forestal multipropósito, son de carácter complementario. Los datos recopilados en las parcelas del inventario ayudan en la validación de las categorías asignadas a los diferentes tipos de bosque en el mapa. A su vez, el mapa es una herramienta relevante al momento de la planificación del inventario, especialmente en la localización de las parcelas de muestreo.

Inventario Forestal Multipropósito en la cuenca del Canal de Panamá
1. Diseño y Planificación del Inventario: Consideró la definición de forma y tamaño de las Unidades Muestrales a establecer (parcelas) así como de las subparcelas destinadas a captar información de distintos depósitos de carbono y a su vez diferentes estratos vegetacionales dentro del mismo recurso boscoso. Asimismo, se incluye en esta etapa la definición del número de Unidades Muestrales y su posterior localización en los distintos estratos establecidos en base al mapa de cobertura boscosa. El diseño, culmina con la elaboración de un protocolo de ejecución que incorpora todos los detalles necesarios para el trabajo de campo.

2. Capacitación de cuadrillas: El Programa REDD/CCAD-GIZ capacitó a varias cuadrillas de campo en la metodología y protocolo de medición para realizar el inventario forestal. La capacitación incluyó una fase teórica y otra de campo donde se establecía una parcela y se instruía en el uso del equipo de medición forestal. Cada cuadrilla estaba compuesta por un dendrólogo (especialista en identificación de árboles), uno o dos ingenieros forestales y dos personas para medir, delimitar la parcela y abrir camino.

3. Entrega de equipo de campo: El Programa REDD/CCAD-GIZ entregaba a cada cuadrilla una mochila con todo el equipo técnico para medición forestal que se requería para establecer las parcelas.

4. Levantamiento de parcelas y acceso: En el 2013 se levantaron 22 parcelas en la primera fase o premuestreo. En el 2014 se establecieron 49 parcelas distribuidas al azar en los diferentes tipos de bosque.
El primer paso fue identificar la ruta para llegar a cada uno de los puntos de muestreo, con la ayuda de imágenes satelitales y personal que conoce muy bien el área. Se separaron las parcelas por nivel de accesibilidad: por auto y caminatas, por lancha y caminata, y por último, las inaccesibles por auto o lancha. Para las más accesibles, los traslados variaron de 1 a 2 horas en vehículo 4x4 y las caminatas se podían extender hasta las 2 horas para acceder al punto de muestreo. En algunos de los puntos de muestreo se requirió utilizar transporte acuático para acceder, esto principalmente en las islas del lago Gatún y en zonas inundables a orillas de los lagos Alhajuela y Gatún. Por último, para aquellos puntos inaccesibles vía terrestre, por la falta de caminos transitables, se utilizó un helicóptero para acercar a las cuadrillas lo más posible a los puntos de muestreo. La cuadrilla se adentraba en el bosque para llegar al punto definido, hacía las mediciones y retornaba al punto donde el helicóptero los recogería luego de concluir las mediciones.

5. Establecimiento de las parcelas multipropósito: La metodología para las parcelas de medición forestal multipropósito utilizadas para este inventario fue proporcionada por el Programa REDD/CCAD-GIZ. Esta metodología de base ha utilizada para realizar el Inventario Nacional Forestal de Costa Rica y el de República Dominicana y a futuro se espera pueda utilizarse en otros países de la región. Las parcelas de muestreo multipropósito están basadas en un modelo de subparcelas anidadas, donde se miden diferentes parámetros. La parcela principal corresponde a un rectángulo de 20 x 50 m, y en su interior se divide en subpacelas destinadas a captar información de hojarasca, suelo, madera muerta, hierbas, arbustos, lianas, regeneración arbórea y árboles jóvenes. En la parcela principal se miden todos los árboles mayores a 10cm de diámetro a la altura de pecho, la altura, el diámetro de la copa, y se reporta el estado sanitario de cada árbol además de otras características que dan un acercamiento al estado general del bosque.

6. Análisis de datos: Toda la información se recoge en formularios de campo, previamente diseñados para la parcela principal y cada una de las subparcelas con las variables a medir. Adicionalmente, se toman muestras de suelo y hojarasca que son trasladadas a un laboratorio para determinar el contenido de carbono. Todos los datos se digitalizan en una tabla de Excel para su posterior análisis.

Como resultado de este proceso de campo, con el análisis se determina la composición y tipo del bosque y además se estima el stock de carbono existente por parcela. Estos datos se extrapolan a la superficie del tipo de bosque utilizando el mapa de cobertura arbórea del área, y así se obtiene el stock de carbono por cada tipo de bosque de la Cuenca.

Como resultado, durante el segundo semestre del año 2015 la ACP contará con un mapa de cobertura arbórea que incluye la cuantificación de carbono fijado (stock) para los distintos tipos de bosque de la Cuenca del Canal.

La integración de todas las variables que contribuyen con la toma de decisiones para la protección del recurso hídrico es un esfuerzo técnico de la Autoridad del Canal de Panamá donde se tiene apoyo de la Cooperación Alemana para optimizar el análisis de información que habla no solo de las condiciones del bosque que protege el recurso hídrico sino de las contribuciones de estos en combatir el Cambio Climático, el cual afecta de una u otra manera a toda la población.

Panamá contará con un mapa cobertura arbórea para los distintos tipos de bosque de la Cuenca del Canal en 2º semestre de 2015


Belice Costa Rica El Salvador Guatemala Honduras Nicaragua Panamá República Dominicana
RSS Twitter Facebook